LOS PADRES Y LA EDUCACION SEXUAL DE SUS HIJOS

LOS PADRES Y LA EDUCACION SEXUAL DE SUS HIJOS

PROYECTO ESCUELA DE PADRES GRADOS 6, 7 y 8

Educar a un hijo, acompañarle en su crecimiento, desde cuando comienza a gatear hasta cuando balbucean palabras, da sus primeros pasos o comienza a enhebrar la batería de porqués que a más de un padre sacan de quicio hasta acabar en ocasiones con su paciencia.

Ser padres y sentar las bases del crecimiento de los hijos sobre las que van a construir el futuro es, quizás, el oficio más difícil, y no hay academia o universidad que gradúe en ello. Sólo la escuela de la vida y la transmisión de conocimientos entre abuelos, padres e hijos sirven para aportar algo de luz a las casuísticas que genera la educación de nuestros niños.

padres - los padres y la ed sexual

Por lo tanto, las evidencias confirman la necesidad de que los padres, intervengan más activamente en la formación sexual de sus hijos. Estamos convencidos que la familia es el ámbito básico de la educación sexual y el lugar más propicio para realizar una actividad preventiva. El papel de los padres en el hogar es insustituible y de ello debemos ser muy conscientes.

¿Qué actitud entonces tenemos que tomar los padres frente a la sexualidad de nuestros hijos?, ¿Cómo hablar con ellos?, ¿Qué decir como respuesta a las frecuentes preguntas e inquietudes que surgen en la vida del menor?, ¿Cómo ayudarles para que en el futuro tengan los mínimos errores que los adultos a menudo tienen? En algún momento estas son algunas de las interrogantes que aparecen y responderlas no es una tarea fácil.

Muchos temores y prejuicios se levantan como barreras para hablar de sexo con los hijos. La historia personal de los padres no siempre es satisfactoria y dificulta aún más una docencia adecuada.

El temor, el miedo y otros sentimientos negativos afloran en algún momento. Decirle a un niño “cuando seas grande ya vas a saberlo”,”otro día te lo voy a contar” son respuestas que en este tiempo están totalmente fuera de lugar.

Esta reflexión pretende abrir respuestas y reflexionar sobre algunas de las inquietudes que particularmente nuestros hijos tienen hasta su pubertad.

No solo que contemple los aspectos anatómicos y fisiológicos de la sexualidad sino también que incluya una dimensión ética y moral basada en la libertad así como en la responsabilidad y el respeto hacia los demás.