EDUCACIÓN SEXUAL

EDUCACIÓN SEXUAL

Definición y conceptos

La educación sexual es un proceso vinculado a la transmisión y formación de conceptos sexuales que producen a lo largo del tiempo actitudes, expresiones y conductas sexuales definidas, cuyos principales objetivos a nuestro juicio son los siguientes:

1. Estimular el desarrollo de actitudes positivas hacia sí mismo y la aceptación de la propia sexualidad. Incluye descubrir, conocer y desarrollar una imagen positiva de sí mismo.

2. Aceptación del sexo opuesto, en un plano de igualdad y respeto.

padres - educacion sexual

3. Incorporar valores como compromiso, respeto, fidelidad y amor con el objetivo de que el vínculo entre dos personas de distinto sexo pueda ser enriquecedora, complementaria, madura, perdurable, responsable y fiel.

4. Incluir la preparación para los cambios físicos y psicológicos que pronto ocurrirán con el devenir de la pubertad. Nuestros hijos no deben sorprenderse cuando ocurra la menarquía o las primeras emisiones nocturnas. Las características sexuales secundarias estresan al menor y son fuente de incertidumbres y miedos. ¿Seré normal?, ¿Qué me está pasando? Son preguntas que angustian. El niño debe reconocer que todos estos cambios son normales. La educación sexual debe proporcionar seguridad y contribuir positivamente en su desarrollo.

5. Advertir la existencia de abuso sexual. La información adecuada y a tiempo podrá protegerlo de situaciones nefastas a las que no está preparado. El menor debe aprender que tiene partes íntimas que le pertenecen y sobre las cuales nadie tiene derecho sino solo él.

6. Brindar educación sexual para satisfacer su natural curiosidad. La curiosidad sexual en los primeros años de vida es normal. El sexo es un tema como cualquier otro. Las actitudes negativas comienzan a surgir cuando tiene dudas y nadie sacia su necesidad de información. Podemos entonces indicar que el desarrollo sexual del menor y su construcción educativa deben desembocar en el logro de su madurez personal.