Colegio Mixto

Aunque los niños y niñas aprenden de manera diferente, principalmente porque tienen distintas habilidades, motivaciones, intereses y procesos de crecimiento propios de cada género, el trabajar juntos les desarrolla una educación que tendrá por modelo la familia; les facilitará la integración y maduración de las emociones y les genera un mayor ambiente competitivo. Las niñas adquieren una mayor facilidad en el juicio y en la expresión, mientras que los niños aprenden a estudiar con diligencia y constancia. En un ambiente mixto, los niños desarrollan relaciones sociales con su género opuesto de manera natural.

Sin importar el género, la participación de niños y niñas en actividades relacionadas con el cuidado del medio ambiente, los conduce apropiarse  responsablemente de la vida; en el servicio social, desarrollan empatía y conciencia de las necesidades del otro; en el deporte, interiorizan  estilos de vidas saludables, y en las danzas, la música y las artes plásticas se sensibilizan por la belleza e incrementan  los distintos tipos de inteligencias habilidades e intereses. De esta manera, el colegio ofrece los más variados espacios y situaciones para que los estudiantes potencialicen sus talentos y habilidades.

La presencia de niños, niñas y jóvenes felices, competentes y que valoran sus propias fortalezas y talentos, les permite alcanzar la excelencia académica de forma natural, evidente en los resultados que ha obtenido el Colegio Bethlemitas durante sus 130 años.

La visión humanista, la alegría, los espacios para forjar sus ideales, son un mensaje diario y claro para que los estudiantes, hombres y mujeres, sientan que en nuestro colegio no tienen límites para alcanzar sus sueños.