Eucaristía Sagrado Corazón de Jesús

Dos semanas previas a la celebración del  Viernes Santo, la muerte del Señor; nos reunimos a la mesa Eucarística, como se reúne la familia a compartir el pan. El pan que convoca, une, alimenta y fortalece, recordando, especialmente al Sagrado Corazón de Jesús rebosante de amor en donde nos podemos refugiar y encontrar consuelo.

Así,  se ofrendó el pan y el vino que obtuvimos gracias a la laboriosidad de los hombres. Por medio de el se ofreció, a todo el territorio de Colombia y Venezuela, orando por todo el pueblo de Dios, por los niños y adultos mayores, por las mujeres y hombres que cada día luchan por alcanzar la paz, la reconciliación, el perdón y el amor.